La Procuraduría Federal del Consumidor procura la efectiva prevención y reparación de daños patrimoniales y morales. Además sanciona métodos comerciales coercitivos y desleales, así como prácticas y claúsulas abusivas. Busca la equidad y seguridad jurídica en las relaciones de consumo.

Representa, individualmente o en grupo, a los consumidores ante autoridades jurisdiccionales y administrativas, y ante los proveedores.

Recomendaciones para cumplir con la Ley Federal de Protección al Consumidor:

  • Consulta y cumple con las Normas Oficiales Mexicanas y Normas Mexicanas.
  • Entrega, sin excepción comprobantes de compra.
  • No puedes atentar contra la integridad personal de los consumidores, bajo pretexto de registro o averiguación.
  • Informa al consumidor sin engañarlo sobre productos nacionales e importados en la publicidad.
  • No puedes utilizar con fines publicitarios o comerciales los resultados de investigaciones que hace Profeco, por ejemplo, los estudios de calidad.
  • Una promoción es el ofrecimiento de bienes o servicios adicionales, a precio reducido o a un sólo precio.
  • Una "oferta", "barata", "descuento", "remate" o similar es cuando ofreces al consumidor productos o servicios de la misma calidad a precios rebajados o inferiores a los normales.
  • Si vendes fuera de local o establecimiento fijo entrega por escrito el nombre y la dirección del proveedor e identificación de la operación, garantías y requisitos.
  • Si vendes fuera de local o establecimiento fijo, a partir de la entrega del bien en el domicilio correcto, o de la firma del contrato, lo último que suceda, el consumidor tendrá cinco días hábiles para cancelar su compra sin responsabilidad alguna.
  • Exhibe claramente a la vista del consumidor tarifas, precios y condiciones.
  • No puedes negar o condicionar la venta, ni discriminar al consumidor.
Fuente: Profeco