Fuente: SEGOB


Fuente: SEGOB

Debido a la temporada vacacional de verano 2014, la Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) te invita a adoptar medidas preventivas para evitar accidentes tanto en el hogar, como en tu traslado y estancia en destinos turísticos.

Antes de salir de vacaciones es indispensable revisar la seguridad de tu vivienda:

  • Verifica que las puertas y ventanas estén cerradas.
  • Cierra llaves de paso de servicios (gas y agua).
  • Encarga a algún vecino o familiar, el cuidado de tu vivienda.
  • Ten a la mano copia de las llaves de la vivienda, el vehículo y copia de los documentos importantes y ubícalos en un sitio seguro o con alguna persona de confianza, con la finalidad de localizarlos en caso de emergencia.
  • Lleva contigo identificaciones, carnet médico e incluye el tipo de sangre o consideraciones de salud especiales.

Si viajas en tu vehículo:

  • Realiza previamente el mantenimiento técnico, mecánico y preventivo del vehículo.
  • Revisa las condiciones electromecánicas, los niveles y neumáticos del vehículo.
  • Lleva un kit básico de herramientas.
  • Lleva un equipo extintor de incendios en el vehículo.
  • Trae un botiquín con medicamentos e implementos necesarios (revisar fechas de expiración).
  • No manejes cansado o en estado de ebriedad.
  • En caso de lluvia constante, extrema precauciones al transitar por carreteras y caminos rurales, evitando cruzar ríos y vados.
  • Consulta rutas alternas ante posibles deslaves.
  • Utiliza cinturón de seguridad.
  • Planifica tu ruta.
  • Respeta las señales de tránsito y los límites de velocidad.
  • Prevé el abastecimiento del vehículo en estaciones de servicio, no adquieras combustible en lugares no autorizados.
  • Lleva los números telefónicos de emergencia (088 Policía Federal, 066 Seguridad Pública, 078 Ángeles Verdes).
  • Procura viajar con luz de día.
  • Si el viaje es prolongado, hidrátate.
  • Si encuentras un accidente de tránsito en carretera con lesionados, solicita inmediatamente ayuda profesional y no muevas a los heridos salvo que se tengan los conocimientos necesarios; si es posible desconecta las baterías de los vehículos involucrados, para evitar incendios.
  • Si asistes a un lugar concurrido mantén un cuidado permanente de los niños, en especial en sitios de mayor concentración de personas como terminal de transporte, aeropuerto, centros comerciales, balnearios o sitios de peregrinación.
  • Evita transitar por sitios oscuros y desolados.

En zonas de playa:

  • Evita la exposición al sol entre las 11 de la mañana y las cuatro de la tarde. Usa bloqueador solar, sombreros y lentes cuando te expongas al sol.
  • Ingiere suficiente agua y líquidos. Espera dos horas después de comer para entrar en alguna alberca o al mar.
  • Evita nadar en zonas no permitidas.
  • Usa repelente de insectos, las picaduras de mosquitos pueden propagar infecciones.
  • Evita el consumo de pescados y mariscos que no estén frescos ni bien cocidos; come en restaurantes y lugares seguros para evitar problemas gastrointestinales.
  • Lleva medicamentos que no requieran prescripción médica y se puedan necesitar, así como el equipo de primeros auxilios médicos.
  • Si te enfermas de diarrea, toma mucho líquido y vida suero oral. Prevé infecciones con el lavado de las manos.
  • Si acudes a algún centro recreativo, no te expongas al peligro, evita riesgos y ubica los servicios de salud o emergencias médicas más cercanas.