El 18 de julio de 1957 fue creado, mediante decreto presidencial, el Recinto de Homenaje a Don Benito Juárez, con el proposito de los cien años de la promulgación de la Constitución Liberal de 1857. Este Recinto recuerda las glorias de este ilustre mexicano frente a la intervención francesa y el Imperio de Maximiliano de Habsburgo.

Fue erigido en el ala norte del Palacio Nacional, en los Patios Marianos, justo donde el Presidente Juárez había escogido su morada luego de la restauración de la República en julio de 1867, y donde permaneció hasta su fallecimiento el 18 de julio de 1872.

Este Recinto de Homenaje a Don Benito Juárez estuvo abierto al público entre 1957 y 1993, en que hubo de cerrarse para llevar a cabo obras de recimentación en el ala noroeste de Palacio Nacional. Al cumplirse el 126 aniversario del fallecimiento del Benemérito en 1998, fue reabierto nuevamente en su sede de Palacio Nacional.

Por otro lado, la colección de objetos históricos que exhibe el Recinto se formó con piezas auténticas que pertenecieron a Juárez y a su familia donadas por descendientes y admiradores.