Ser más productivo es hacer mejor las cosas; es hacerlas más rápido y con más calidad; ser más productivo es hacer más con menos. Para el Gobierno de México la productividad es una prioridad.

Durante la inauguración de la primera Cumbre Internacional de Productividad realizada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) el Presidente Enrique Peña Nieto mencionó los esfuerzos conjuntos, en favor de la productividad nacional:

  1. Se conformó el Programa para Democratizar la Productividad que concentra la labor de más de 20 dependencias federales.
  2. Se diseñó un nuevo marco institucional, para coordinar los esfuerzos de fomento económico; de hecho ya entró en vigor la Ley para Impulsar el Incremento Sostenido de la Productividad y la Competitividad de la Economía Nacional.
  3. Se pusó en marcha la Comisión Nacional de Productividad.
  4. Las reformas estructurales, en especial las seis de carácter económico: Laboral, de Competencia Económica, Telecomunicaciones, así como la Financiera, Hacendaria y Energética.
  5. Las Zonas Económicas Especiales que se van a establecer en Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Detrás del proceso transformador de México se encuentra una idea muy clara: sin productividad, no hay prosperidad.