La Conferencia Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno se constituyó el 19 de julio de 1991, en la ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Uno de sus objetivos es propiciar la concertación política de los gobiernos iberoamericanos a fin de encontrar soluciones a desafíos comunes, además de contribuir al fortalecimiento de la paz, propugnar mayor bienestar e igualdad social en el espacio iberoamericano.

Este año, la XXIV Cumbre Iberoamericana, se lleva a cabo en el estado de Veracruz con la participación de sus 22 países miembros: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Esta Cumbre impulsa la cooperación iberoamericana a través del diálogo, la solidaridad y la adopción de acciones concertadas.

Actualmente México ocupa la Secretaría Pro-Témpore de la Conferencia.