Por Enrique Peña Nieto

Uno de los principales desafíos en infraestructura, era encontrar una alternativa viable para construir el nuevo aeropuerto que necesita la capital de México y el país en su conjunto.

Por ello, desde el primer día de esta administración, ordené realizar los estudios técnicos necesarios, para determinar la mejor opción de un nuevo aeropuerto. Hoy, en la Residencia Oficial de los Pinos, di a conocer los beneficios del Proyecto Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Por su magnitud, diseño y beneficio social, el nuevo aeropuerto será una obra trascendental; emblema del México moderno.

La primera etapa contempla tres pistas de uso simultáneo, para transportar a más de 50 millones de personas; mientras que, en su segunda fase, contará con un total de seis pistas, para atender a 120 millones de pasajeros anuales.

El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México será un símbolo de modernidad y un gran legado para las futuras generaciones de mexicanos. Con su construcción gana todo México, ganan todas las regiones del país y ganan todos los mexicanos.