Por Enrique Peña Nieto

Sólo con tecnología de punta e innovación, México continuará elevando la productividad y competitividad de su industria nacional.

Este jueves tuve el enorme gusto de inaugurar, en Monclova, Coahuila, el Proyecto Fénix, nuevas instalaciones de Altos Hornos de México (AHMSA) equipadas con la tecnología más avanzada.

La industria siderúrgica ha sido, y seguirá siendo, un motor del crecimiento económico de México. Es una fuente generadora de empleos, como los 3 mil puestos directos y 16 mil indirectos que creó el Proyecto Fénix.

Reconozco la visión de los directivos y el temple de los trabajadores de Altos Hornos de México, quienes han forjado un liderazgo indiscutible en la producción de acero en el país.

Proyectos innovadores como el que hoy atestiguamos, son la mejor forma de liberar todo el potencial económico de México. ¡Muchas felicidades!