El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, recibió a representantes de Altán Redes SAPI de C.V., empresa ganadora del concurso público internacional de la Red Compartida, un proyecto derivado de la Reforma de Telecomunicaciones.

El Gobierno de la República trabajará de manera coordinada con el consorcio para cumplir las metas del proyecto de la Red Compartida y llevar sus beneficios a todos los mexicanos.

Beneficios

La Red Compartida es un proyecto en favor de la inclusión social, que asegurará el acceso a servicios de telecomunicaciones de buena calidad y precios más bajos para la gran mayoría de la población.

Consiste en construir una infraestructura (torres de transmisión, torres de repetición, cableado, etc.) que pueda ser utilizada por todos los operadores, para ofrecer servicios de voz y datos con mejor calidad y mayor alcance.

Esta Red se distinguirá de otras porque será mayorista, ya que comercializará servicios de telecomunicaciones a concesionarios y comercializadoras, no a los usuarios finales.

Separar la operación de la red, de la comercialización, tiene como objetivo incrementar la competencia, la cobertura y la calidad, así como reducir los precios de los servicios de telecomunicaciones.

La Red Compartida será la primera en el mundo en adoptar el Estándar de Datos para Contrataciones Abiertas promovido por la Presidencia de la República y el Banco Mundial.

Eugenio Galdón, Presidente de Altán Redes, apuntó que el proyecto será la “cristalización de las mejores prácticas y tecnologías mundiales” en materia de telecomunicaciones.

El consorcio ganador debe diseñar, instalar, operar, dar mantenimiento y mejorar la red de transmisión. Además, venderá servicios de telefonía 4G a concesionarios y comercializadoras, los cuales, a su vez, los ofrecerán a los consumidores finales.

Altán Redes invertirá más de siete mil millones de dólares.

El inicio de operaciones de la Red Compartida está previsto a más tardar el 31 de marzo de 2018, con una cobertura de por lo menos 30% de la población.

Para enero de 2024, esta Red deberá haber cubierto, al menos, al 92.2% de la población.