El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, promulgó la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales (ZEE), en el estado de Michoacán.

Las reformas estructurales han permitido que México cuente con una plataforma más sólida para impulsar su desarrollo. Sin embargo, para que esta fortaleza pueda ser aprovechada plenamente en las regiones más rezagadas del país, se requieren esfuerzos adicionales.

"Es innegable que México sigue siendo un país de contrastes. En nuestra geografía, aún conviven prosperidad y marginación; vanguardia y rezago. Hay un México que compite y gana en la economía global; que tiene índices crecientes de ingreso, desarrollo y bienestar.

Pero también hay un México que se ha quedado atrás; que no ha podido aprovechar su potencial productivo y que sufre carencias sociales inaceptables en pleno siglo XXI".

Reconociendo esta realidad, el 27 de noviembre de 2014, el Mandatario presentó una agenda de medidas para fortalecer el Estado de Derecho y la propuesta de crear Zonas Económicas Especiales en México, especialmente en el sur.

Dos de cada tres personas en condición de pobreza extrema, habitan en los 10 estados del sur-sureste del país. Para ello se requiere de un esfuerzo extraordinario, que articule acciones de los distintos órdenes de gobierno, lo mismo que de los sectores privado y social.

¿Qué son las ZEE?

En el mundo, las Zonas Económicas Especiales son áreas geográficas con un gran potencial productivo, donde se ofrece un entorno de negocios excepcional, para atraer inversiones y generar empleos de calidad, a partir de incentivos, facilidades y desarrollo de infraestructura.

Se busca desarrollar cadenas de valor regional, ampliar los servicios públicos locales y generar beneficios, tanto para las poblaciones de las ZEE, como para las comunidades vecinas.

Estas Zonas son: la del Puerto Lázaro Cárdenas, que incluye municipios vecinos de Michoacán y Guerrero; la del Corredor del Istmo de Tehuantepec, que incluirá los polos de Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca; y la de Puerto Chiapas, en Chiapas.

Aportaciones de la Ley Federal de ZEE

  • Establecieron un seguimiento más cercano del Congreso de la Unión, ya que el Legislativo analizará anualmente informes sobre las Zonas y el impacto en sus respectivas áreas de influencia; y además podrá realizar recomendaciones.
  • Facultaron a la Auditoría Superior de la Federación, para que fiscalice los recursos públicos que se ejerzan en las Zonas; y al CONEVAL para que evalúe las acciones sociales.
  • Consolidaron como instrumentos rectores a los Convenios de Coordinación y los Programas de Desarrollo, y Fortalecieron el esquema de Ventanilla Única, para todos los trámites ante el gobierno.
  • Fortalecieron el esquema de Ventanilla Única para todos los trámites ante el Gobierno.

Acciones inmediatas 

Entre las ocho acciones inmediatas para implementar las Zonas Económicas Especiales, está la creación de un Órgano Desconcentrado de la Secretaría de Hacienda, encargado de la fase de implementación de las ZEE.

Este órgano contará con atribuciones de regulación, planeación y promoción, conforme a las mejores prácticas internacionales.

Aquí el detalle de las 8 acciones inmediatas que se implementarán. 

"Las indicaciones y los plazos son claros. El propósito es muy concreto: que, a más tardar en 2018, se logre el establecimiento de al menos una empresa 'ancla' en cada una de las Zonas Económicas Especiales".