Para elevar la tasa de supervivencia de las plantas reforestadas, el Gobierno de la República trabaja en 5 acciones básicas:

  • PRIMERA. Reforestar de manera prioritaria áreas compactas, para facilitar su manejo y aumentar la calidad de la plantación.
  • SEGUNDA. Fortalecer el esquema de cuenca hidrológica, como unidad básica de planeación, a fin de realizar un manejo integral de nuestros recursos naturales y dar seguimiento a la Estrategia Nacional de Cambio Climático.
  • TERCERA. Producir y utilizar plantas de mayor calidad y especies adecuadas a las condiciones bioclimáticas de cada lugar.
  • CUARTA. Mejorar las condiciones de transporte de las plantas desde los viveros hasta los sitios de reforestación; y
  • QUINTA. Acompañar la reforestación con obras de conservación de suelos.

La responsabilidad del Gobierno de la República es propiciar un crecimiento económico elevado y sostenido, pero que sea sustentable.