Por Enrique Peña Nieto

México debe consolidarse como un Estado Democrático de Derecho, que impulse y procure el pleno respeto y garantía de los Derechos Humanos.

Para alcanzar este propósito, hoy presenté el Programa Nacional de Derechos Humanos, publicado el pasado 30 de abril, para ratificar el compromiso indeclinable del Estado mexicano con la difusión y protección de los Derechos Fundamentales del individuo.

El Gobierno de la República está comprometido en reforzar los instrumentos para prevenir y evitar cualquier violación a los Derechos Humanos, que deben ser investigadas y sancionadas conforme al nuevo marco normativo que nos rige.

Los esfuerzos que realicemos deben contribuir a transformar a México en una auténtica Sociedad de Derechos, en la que todas las personas gocen del pleno respeto a su dignidad humana.

Estoy seguro de que éste es un anhelo que compartimos. Trabajando juntos, lo haremos realidad.