El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presentó el Programa de Reactivación Económica y Desarrollo Productivo para los estados de Campeche y Tabasco; en la ciudad de Villahermosa. Un paquete de acciones estratégicas para incentivar la actividad económica de esta importante región del país mediante el apoyo a la economía de las familias y de las empresas.

Durante los últimos años, México ha podido mitigar los efectos negativos de la compleja situación de volatilidad e inestabilidad financieras en el mundo. Estas condiciones han sido particularmente severas para los precios internacionales del petróleo.

"Somos conscientes de que el entorno internacional sí ha afectado directamente a estados como Campeche y Tabasco, que tienen economías que dependen fuertemente de la actividad petrolera. Es, sin duda, una realidad compleja, que debemos afrontar con respuestas integrales.

Cuatro estrategias:

1. Atender de inmediato la falta de liquidez que enfrentan las empresas de ambos estados. Priorizar y agilizar el pago a proveedores locales de Petróleos Mexicanos.  Habrá acciones emergentes para la Reactivación Económica de las MIPYMES, lo mismo que facilidades temporales, tanto fiscales para ISR e IVA, como en cuotas de Seguridad Social del IMSS y el INFONAVIT.

2. Mitigar la caída de la actividad económica, mediante el impulso a la inversión pública y la generación de empleos, en el corto plazo. Para ello, se destinarán recursos adicionales a proyectos de pavimentación a través del Fondo de Apoyo en Infraestructura y Productividad (FAIP), y se adelantarán inversiones contempladas para 2017, para la modernización de planteles mediante el Programa Escuelas al CIEN. Con estas acciones se detonará la creación de empleos.

Las Secretarías de Desarrollo Social, de Economía, de Comunicaciones y Transportes, del Trabajo y Previsión Social, y de Turismo, duplicarán su presupuesto asignado para estas entidades en 2016.

La SAGARPA intensificará sus acciones en favor de cultivos regionales, así como de la pesca y la acuacultura. En particular, se reducirá la zona de exclusión a la pesca en la Sonda de Campeche y se brindará financiamiento a los productores.

"Esto significa que se va a permitir la pesca en una zona en la que estaba prohibida, que se extiende aproximadamente a 10 mil kilómetros cuadrados, lo que sin duda permitirá que un importante número de pescadores puedan ejercer actividad en esta zona”.

En materia de infraestructura, se va a construir el nuevo Puente de la Unidad en Campeche y el Tramo 2 del Libramiento de Villahermosa. Ambas obras implican una inversión cercana a los 2 mil 500 MDP y tendrán un gran impacto en la productividad regional.

Por su parte, PEMEX utilizará de forma temporal, esquemas de licitaciones no consolidadas, para aquellos bienes y servicios en los que exista proveeduría local, lo que detonará la economía de esta región.

3. Promover la transformación productiva de la región, en el mediano y largo plazos.  Con el objetivo de potenciar la modernización industrial y diversificación de esta región, se ha establecido una Zona Económica Especial en beneficio de Campeche y Tabasco. Esta Zona se sumará a las 3 que ya habían sido anunciadas anteriormente.

Con ello se promoverá el desarrollo industrial en el corredor Coatzacoalcos-Ciudad del Carmen.

La SHCP y la Secretaría de Economía, en coordinación con los gobiernos estatales, promoverán la creación de recintos fiscalizados estratégicos, para facilitar el desarrollo de la industria. Diseñarán un innovador Programa de Desarrollo Productivo para la región.

En el sector primario, habrá un enfoque en la acuacultura y la pesca; en el sector industrial, se aprovecharán las capacidades de la proveeduría de la industria de hidrocarburos; mientras que en el sector servicios, se impulsará el turismo.

Con visión de futuro, el CONACYT apoyará proyectos de innovación y desarrollo tecnológico, en la gran industria petrolera que existe en esta región.

4. Establecer un esquema de seguimiento y comunicación, que dé certidumbre a los actores económicos locales. Con este propósito, funcionará un Consejo para la Reactivación Económica y el Desarrollo Productivo en cada entidad, en el que participarán los sectores empresarial, social y público.

Este mecanismo será fundamental para evaluar y retroalimentar las acciones que hoy estamos anunciando y, a partir de ellas, generar certeza sobre el futuro económico de ambas entidades.

Este conjunto de programas y acciones implican recursos por 6 mil 800 MDP. Con las inversiones se va a inyectar dinamismo a la economía regional, a partir de sus ventajas y oportunidades.

“Los mexicanos debemos sentirnos orgullosos de cómo hemos podido transitar de ser un país que tenía una economía eminentemente petrolizada, a haber logrado una gran diversificación, a tener hoy una gran industria que se ha venido desarrollando en distintos sectores”.