En el mes de julio, la Procuraduría Federal del Consumidor Profeco recibió 576 quejas contra escuelas particulares en el país.

Los principales motivos de estas quejas fueron: negar la prestación del servicio, no devolver el depósito y negativa al cambio o devolución.

Del total de quejas, en 226 casos se logró la conciliación entre el consumidor y el prestador del servicio; 284 están en proceso de solución, y 33 quejosos desistieron del procedimiento.

Las inconformidades registradas son contra instituciones educativas de todos los niveles escolares: preescolar, primaria, secundaria, secundaria técnica, media superior y superior.

Por otro lado inició procedimiento administrativo a 132 establecimientos entre escuelas particulares, papelerías, tiendas departamentales, de telas, y de uniformes por incurrir en irregularidades como proporcionar información engañosa, no exhibir precios, no respetar costos, condicionar compra de útiles o uniformes escolares y no contar con la poliza de seguro.

Fuente: SE