Fuente: SHCP

Democratizar la productividad significa que la productividad sea para todos los mexicanos, con independencia de dónde vivan o de la industria o sector económico en el que laboren. Las reformas transformadoras que impulsó el Presidente Enrique Peña Nietotiene un común denominador: incrementar y democratizar la productividad.

Por ejemplo la Reforma Educativa tendrá gran incidencia en la productividad a través de la creación del capital humano, la Reforma de Telecomunicaciones traerá más competencia al sector y con ella mayores incentivos para invertir en la productividad.

Con la Reforma Financiera se generarán mejores condiciones para que los bancos le presten particularmente a las pequeñas y medianas empresas; y con el Seguro de Desempleo, posible gracias a la Reforma Hacendaria, se generarán mayores eficiencias en el mercado de búsqueda de trabajo sin generar características de desempleo estructural.

Democratizar la productividad significa abrir espacios y oportunidades para hacer realidad una sociedad más justa, equitativa e incluyente, con una amplia y consolidada clase media. El objetivo de las reformas sólo es uno: que a la gente en México le vaya bien.

Con más productividad, haremos que nuestro país alcance todo su potencial y compita con éxito en la era global. Con más productividad, vamos a mover y transformar a México”: Presidente de la República, Enrique Peña Nieto.