De manera prioritaria, Diconsa atiende la demanda de abasto de productos básicos y granos en 8 mil 244 comunidades indígenas del país.

Esto significa que, sin tener que salir de su localidad, los habitantes tienen acceso a la canasta alimentaria a través de 6 mil 42 tiendas comunitarias fijas, lo que redunda en la economía de aproximadamente 14 millones de personas.

Asimismo, en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, la paraestatal lleva el suministro alimentario a la población indígena diseminada en 2 mil 727 comunidades, rancherías y caseríos.

La canasta básica Diconsa -conformada por 22 productos- es distribuida por la paraestatal, mediante diversos medios de transporte como vehículos para diferentes capacidades de carga, así como lanchas y semovientes, en los casos de comunidades remotas en Chiapas y Oaxaca.

Asimismo, del universo de mil 37 municipios indígenas del país, Diconsa atiende el abasto alimentario en 967, es decir, el 93%. El porcentaje restante se cubre mediante tiendas móviles que recorren comunidades donde no hay tiendas rurales fijas.

Fuente: SEDESOL