En enero de 2013 se puso en marcha la Cruzada Nacional contra el Hambre que tiene como meta abatir la pobreza extrema alimentaria que presentan 7.01 millones de mexicanos. A diez meses estos son los primeros avances en los 400 municipios prioritarios:

  • 250 mil familias ya cuentan con la nueva tarjeta de Apoyo Alimentario Sin Hambre.
  • Más de un millón de personas mejoran la cantidad, calidad y diversidad de su alimentación.
  • Se han incorporado 381 mil nuevas familias al Programa Oportunidades y 66 mil al Programa Alimentario en 30 mil 847  localidades.
  • Por primera vez 700 mil nuevos derechohabientes de comunidades rurales tienen acceso a la leche fortificada de Liconsa. Se establecieron 541 nuevos puntos de venta. En total se atiende a 3, 675, 822 personas.
  • Liconsa abrio 639 nuevas tiendas comunitarias y se han atendido mil 889 localidades con 164 unidades móviles.
  • Se han abierto 338 comedores comunitarios en Guerrero que proporcionan 81 mil 120 raciones de comida diarias.
  • En el resto de los 400 municipios se han abierto 245 comedores comunitarios.
  • Se han creado 3 mil 222 comedores escolares en Escuelas de Tiempo Completo.
  • Con la ampliación del Programa Pensión para Adultos Mayores de 70 a 65 años de edad se han integrado 990 mil 445 nuevos derechohabientes.
  • Oportunidades distribuye 212,437,306 dosis de suplementos alimenticios familiares para menores de 5 años, mujeres embarazadas y en lactancia.
  • Con los grupos de Orientación Nutricional se han realizado 33 mil reuniones.
  • Se han puesto en marcha 362 mil proyectos de producción agrícola de autoconsumo y animales de traspatio.
  • Se han celebrado convenios para la compra estatal de granos.
  • Liconsa compró más de 517 millones de litros de leche a 11 mil 009 productores nacionales.
  • Se han apoyado los proyectos de 13 mil 043 empresarios sociales, a través del Instituto Nacional de Economía Social.
  • La CDI contribuye con mil 484 proyectos productivos en beneficio de 87 mil 073 indígenas.
Fuente: SEDESOL