Por Enrique Peña Nieto

México es un atractivo destino para invertir y una de las plataformas más competitivas, para producir y exportar vehículos y autopartes.

Por ello celebro que BMW haya decidido establecer su primera planta de manufactura avanzada en nuestro país, justo en 2014, un año emblemático para esta empresa, que cumple 20 años de presencia en México.

La nueva planta, en San Luis Potosí, tendrá capacidad para producir 150 mil unidades anuales, tanto para el mercado nacional como el de exportación. Esta cifra equivale prácticamente al 10% de las ventas mundiales de autos de BMW, que en 2013 alcanzaron un millón 650 mil vehículos.

Más importante aún es que esta inversión, por mil MDD, generará mil 500 nuevos empleos directos. Así, BMW multiplicará por 7, el número de empleos directos que hoy ofrece en México.

Estamos enviando un mensaje claro al mundo: nos estamos transformando, para crecer y atraer inversiones que generen empleos bien pagados y eleven la calidad de vida de nuestra población. Felicito nuevamente a esta empresa, porque ha decidido invertir y crecer, al lado de un país en ascenso.