El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, presentó la Política Nacional de Inclusión Financiera, acompañado de la S.M. Reina Máxima de Los Países Bajos, en Palacio Nacional.

"Al asumir la Presidencia de la República, me comprometí a impulsar la transformación de México, para llevar a nuestro país a una nueva etapa de crecimiento y desarrollo.

Asumimos el compromiso de poner en el centro de los esfuerzos públicos al ciudadano y a su familia, para elevar su calidad de vida y construir un mejor futuro".

Con esa visión el Gobierno de la República ha trabajado en torno a 5 grandes metas nacionales, entre ellas: lograr un México Incluyente.

Un México Incluyente es un país en donde los derechos no son sólo un ideal, sino una realidad permanente en la vida diaria de todos sus habitantes. Significa también contar con un piso básico de bienestar para que cada familia pueda salir adelante y progresar, lo mismo en el norte que en el sur, en el campo o la ciudad.

"Hoy contamos con una Política Social de Nueva Generación que, haciendo a un lado el asistencialismo, pone énfasis en incrementar las capacidades productivas de sus beneficiarios".

Con ello los tradicionales programas de desarrollo social, mejor alimentación, acceso a servicios de salud y vivienda digna, se complementan y fortalecen con políticas que promueven la educación de calidad y la productividad económica.

"Con esta Política, buscamos que todos los mexicanos, sin distinción alguna, puedan tener acceso al sistema financiero. Se trata de que puedan tener cuentas de ahorro, contratar seguros u obtener un crédito para hacer realidad sus proyectos de vida. Se trata también, de tener diversas maneras para realizar y recibir pagos".

Uno de los propósitos es permitir que las familias sean menos vulnerables, menos frágiles, que tengan menos riesgos de perder su patrimonio o caer en la pobreza.

Para alcanzar las metas y propósitos, la Política Nacional de Inclusión Financiera articula los esfuerzos gubernamentales y los del sector privado, a partir de 6 ejes.

"Hoy México cuenta con una banca sólida, bien capitalizada y con una cartera crediticia sana. 

Estoy convencido de que trabajando juntos, los usuarios, los bancos y las autoridades, lograremos que México sea un país cada vez más incluyente".