México se está transformando en un país más moderno y competitivo, en el que cada vez más familias cuentan con oportunidades para elevar su calidad de vida.

Por ello, ha sido un honor entregar el Premio Nacional de Calidad 2014. Reitero mi reconocimiento a las empresas e instituciones educativas galardonadas, referente nacional de innovación, excelencia y sustentabilidad.

México produce y exporta manufacturas con tecnología de punta, como pantallas planas, automóviles e, incluso, componentes para la sofisticada industria aeroespacial. Las empresas y organizaciones que recibieron este Premio  son el mejor ejemplo de ello; son historias de éxito que deben inspirar a los jóvenes emprendedores del país.

Hoy, México se está transformando para bien. Ciudadanos, empresarios y autoridades, estamos construyendo un mejor país; una nación que crezca, que compita con éxito en el mundo y, sobre todo, que brinde calidad de vida a todos sus habitantes.