El sector del agua requiere de una atención integral, por eso se presentó, en el marco del Día Mundial del Agua, la Política Nacional en esta materia.

Esta Política tiene cuatro líneas de acción:

1. Servicios de agua adecuados y accesibles.

  • Se construirán cinco grandes acueductos para abastecer las principales ciudades del país; se instalarán plantas desalinizadoras y se identificarán nuevas fuentes de abastecimiento.
  • En la Zona Metropolitana del Valle de México, se acordó la construcción de la tercera línea de Cutzamala, así como el reequipamiento del propio sistema. Se concretará la creación del Organismo Metropolitano de Drenaje para el Valle de México.

 2. Agua por la seguridad alimentaria.

  • Se construirán las obras necesarias de infraestructura hidroagrícola y de extracción de agua.
  • Se modernizarán, en los próximos seis años, 850 mil hectáreas de riego y se incorporarán 50 mil más para este uso.
  •  Se rehabilitarán y construirán 5 mil pozos, salvaguardando la disponibilidad de los acuíferos.

3. Un manejo responsable y  sustentable del Agua.

  •  Se firmó el Acuerdo General por el que se suspende provisionalmente el libre alumbramiento de las aguas del subsuelo, en diferentes regiones del país. Es decir, queda prohibida la perforación de pozos sin la autorización de la CONAGUA.
4. Seguridad Hídrica. 
  • Se inscriben el Programa Nacional contra la Sequía, y el Programa Nacional de Prevención contra Contingencias Hidráulicas.
  • Se creará un grupo especializado en emergencias, capacitado y equipado, que brindará atención a la población que lo requiera.
  • Se modernizará el Servicio Metereológico Nacional.

Por otra parte. cumpliendo con los compromisos suscritos en el Pacto por México: se revisarán 115 presas con alto riesgo y 5 mil kilómetros de bordos.