Los riesgos provocados por fenómenos naturales o por el hombre se pueden evitar si cada uno de nosotros adoptamos medidas y actitudes preventivas.

Elabora tu Plan Familiar de Protección Civil para que sepas cómo actuar, antes, durante y después de posibles desastres. Es necesario adaptarlo a cualquier tipo de emergencia y a las necesidades específicas de cada familia, según la cantidad de personas que la integren y a las características propias del lugar que habiten.

Para elaborar tu Plan Familiar de Protección Civil sigue los siguientes cuatro pasos:

1. Detecta y reduce riesgos

Cerciórate de que tu casa ofrezca la máxima seguridad (tipo de vivienda, el lugar donde esta construida).

2. Diseña rutas de evacuación

El lugar más seguro es aquél que te ofrece mayores posibilidades de sobrevivir en caso de un desastre.

3. Toma la mejor decisión

Prepárate para tomar las decisiones más adecuadas a fin de afrontar desastres según las posibles circunstancias (inundaciones, ciclones tropicales, deslizamiento de laderas, incendios, sismos).

4. Realiza simulacros

Un simulacro es un ensayo o práctica acerca de cómo se debe actuar en caso de una emergencia por inundación, ciclón tropical, sismo, etcétera.

Fuente: SEGOB