Si bien no siempre podemos predecir cuándo, dónde, ni cómo se va a presentar una catastrofe; lo que sí podemos hacer es prepararnos y estar alertas en todo momento.

En este propósito, y siguiendo el proceso de fortalecimiento de las instituciones y prácticas de protección civil en México, el Gobierno de la República ha dado pasos importantes, destacando:

  • La instalación, por primera vez en 2013, del Consejo Nacional de Protección Civil, como órgano encargado de vigilar el cumplimiento del Programa Nacional en la materia
  • La actualización continua del Atlas Nacional de Riesgos
  • La definición de cinco regiones en el país, para brindar una atención focalizada a la población en situación de emergencia
  • La creación de un Comité Nacional de Emergencias y del Sistema Nacional de Alertas, que permiten contar con información en tiempo real, para aumentar la seguridad de los mexicanos, en situaciones de inminente peligro

Estas medidas, han fortalecido la coordinación entre los tres órdenes de gobierno, y fomentado alianzas con los sectores privado y social, para lograr una respuesta más efectiva.