Por Enrique Peña Nieto

Palacio Nacional ha sido testigo de grandes momentos en la historia. En esta ocasión, desde este escenario llevé a cabo la instalación de la Comisión Intersecretarial para la Instrumentación de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Dieciséis Secretarías y tres organismos públicos federales, suman esfuerzos con el objetivo de lograr un México Incluyente.

Combatir el hambre no es una opción, es una obligación ética que convierte esta Cruzada en un gran motivo de unidad y solidaridad entre los mexicanos. Son 70 los programas del Gobierno de la República que ya se coordinan y forman una verdadera red de trabajo intersecretarial a fin de ser más eficaces.

La Comisión Intersecretarial para la Instrumentación de la Cruzada Nacional contra el Hambre, evitará duplicidad de funciones y asegurará que los recursos lleguen a donde más se necesitan, sin ningún tipo de condicionantes.

Vamos a combatir el hambre desde su origen a partir de mayores oportunidades para todos los mexicanos.

A menos de un mes del lanzamiento de esta Cruzada, estamos dando pasos firmes para combatir el hambre, dejando atrás la indiferencia y poniendo lo mejor de nosotros. La Cruzada Nacional contra el Hambre es, en los hechos, una respuesta innovadora ante un problema inaceptable.

Hagamos de la Cruzada Nacional contra el Hambre una causa común, que sea la mejor de las misiones colectivas de los mexicanos; una causa que nos llama a todos, a mover a México.