México recibió un préstamo por 600 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades.

Esto con el objetivo de contribuir a la ruptura del ciclo intergeneracional de la pobreza y a favorecer el desarrollo de las capacidades asociadas a la alimentación, salud y educación de las familias beneficiarias por este Programa.

Con la aprobación de este crédito inicia una nueva fase de colaboración entre el Banco y el Programa.

La asistencia técnica del Banco se enfocará en tres áreas claves:

  • La revisión del esquema de becas para mejorar la matrícula en los niveles secundario y medio superior;
  • El escalamiento de una estrategia integral de nutrición, y
  • El diseño de un componente de desarrollo infantil que promueva inversiones en capital humano desde la primera infancia, trabajo que comprende profundizar la coordinación de Oportunidades con los sectores de educación y salud.

El financiamiento está pactado a 11 años, con similar periodo de gracia. El prestatario es México, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y los organismos ejecutores son las Secretarías de Desarrollo Social y la de Educación Pública.

Fuente: SEDESOL