Con las Reformas alcanzadas en 2013, el país ha renovado su proyecto de Nación. En nuestra Constitución, hoy tenemos nuevos instrumentos de política pública, para mover y transformar a México:

  • La Reforma Educativa establece el Servicio Profesional Docente, incluyendo la evaluación obligatoria para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia de los maestros.
  • La Reforma de Competencia Económica prevé medidas innovadoras, para eliminar barreras a la competencia y alentar la libre concurrencia, incluyendo la desincorporación de activos, partes sociales y acciones.
  • Por su parte, la Reforma en Telecomunicaciones contempla nuevas facultades para la regulación, promoción, supervisión y explotación del espectro radioeléctrico, incluyendo la regulación asimétrica y límites a la concentración de frecuencias.
  • Con la Reforma Energética, el Estado ahora tendrá la posibilidad de establecer contratos de utilidad compartida, producción compartida o licencias, que incrementarán las inversiones en el sector, asegurando la soberanía energética y la competitividad de nuestra economía.
  • En materia de Transparencia, se dota de definitividad e inatacabilidad a las determinaciones del órgano garante en la materia.
  • La Reforma Política-Electoral otorga al INE, la facultad de organizar comicios locales en su totalidad, en los casos que establezca la Ley reglamentaria.

El último año ha sido de profunda actualización de nuestro orden institucional.