El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias INIFAP implementa nuevas opciones para el manejo de plantaciones de nopal tunero en el antiplano mexicano, donde predominan zonas semiáridas.

Esta variedad de nopal tunero se adapta a temperaturas extremas, lluvia escasa y mala calidad de suelo, lo que le permite sobrevivir y con un manejo apropiado producir frutos de calidad de interés comercial, como los nopalitos y las tunas.

El INIFAP ha implementado en regiones semiáridas programas para fomentar la plantación del nopal tunero como una alternativa de cultivo para áreas con sequías recurrentes.

El nopal tunero será aplicado en los proyectos estratégicos de seguridad alimentaria y direccionada a los esquemas de producción de comunidades marginadas, como parte de las acciones de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

Fuente: SAGARPA