El Presidente Enrique Peña Nieto presentó la nueva Norma Mexicana de Igualdad Laboral y No Discriminación 

La igualdad y la no discriminación son condiciones indispensables para el desarrollo individual y, por ello, son valores fundamentales en la construcción de sociedades democráticas, justas e incluyentes.

Y uno de los ámbitos más importantes en los que se debe asegurar estas condiciones es el laboral.

El trabajo digno y socialmente útil no es sólo un derecho constitucional; es también un factor decisivo para la realización personal y calidad de vida.

Lamentablemente aún hay barreras inaceptables que detienen a mexicanas y mexicanos para que ejerzan su derecho a un empleo digno.

Con la nueva Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación que promueve el respeto y la inclusión de los grupos vulnerables al tiempo que facilita el acceso de las mujeres al mercado laboral.

Esta norma busca que a igual trabajo corresponda igual salario para mujeres y hombres; protege derechos de las madres, promueve la licencia de paternidad e incentiva flexibilidad de horario para facilitar convivencia familiar.

Por ello el Gobierno de la República ha invitado a empresas y centros de trabajo para adoptar y poner en práctica estos elevados estándares laborales.