Amo el canto del zenzontle,
pájaro de cuatrocientas voces.
Amo el color del jade
y el enervante perfume de las flores,
pero más amo a mi hermano: el hombre.

El 04 de Febrero de 1402 nació en Texcoco, Estado de México Nezahualcóyotl, hijo del rey Ixtlilxóchitl.

Al ser derrocado su padre como rey de Texcoco, Nezahualcóyotl se exilió en Tenochtitlán, ahí formó un ejército que le permitió recuperarlo; así pues conquistó Xochimilco y volvió a recuperar Texcoco en otra usurpación, reorganizó el reino, reconstruyó la ciudad y dio leyes a su pueblo.

Dominó varios señoríos de los alrededores de Texcoco y pactó la Triple Alianza con Izcóatl, emperador azteca y con el señor de Tacuba. Su imperio llegó hasta Teotihuacán y Otumba. Fue reconocido como gran estadista, poeta, filósofo, teólogo, orador y legislador.

Durante su gestión procedió a reorganizar la recaudación de tributos y la administración de la justicia, dio impulso a la educación, las artes y fue consejero de los monarcas aztecas.

Construyó el balneario de Chapultepec, cuyo bosque pobló con varias especies animales, asimismo, aprovechó sus manantiales para dotar de agua potable a Tenochtitlán, mediante un acueducto que proyectó y edificó.

Fuente: Bicentenario Estado de México