Murió en su Hacienda La Providencia, Guerrero, el 04 de agosto de 1867.

Nació en el Pueblo de Atoyac, (hoy Atoyac de Álvarez), Guerrero, el 27 de enero de 1790.

Insurgente y liberal. Uno de los principales caudillos de la Independencia y más tarde de la lucha contra las invasiones francesa y norteamericana. Fue Presidente de la República en 1854, tras proclamar el plan de Ayutla contra Santa Anna.

Cursó estudios elementales en la Ciudad de México. Al heredar la hacienda de sus padres en 1807, se dedicó a las faenas del campo. En 1810, se unió al ejército de José María Morelos. Bajo su mando participó en las campañas victoriosas del generalísimo. Una vez fusilado Morelos, continuó la lucha insurgente en las montañas del sur.

Cuando Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero unieron sus fuerzas y proclamaron el Plan de Iguala, Álvarez tomó el puerto de Acapulco, colaborando así con la conquista definitiva de la independencia nacional, en 1821.

A partir de entonces, fue uno de los principales caudillos militares y una figura política nacional de gran influencia. Se declaró partidario del sistema republicano, federalista y liberal.

En 1838, al frente de los “pintos”, como llamaban a los soldados que lo seguían, luchó contra los invasores franceses; hizo lo mismo en 1847, cuando los norteamericanos ocuparon nuestro territorio.

Pugnó por que la llamada “Tierra caliente” del Estado de México se segregara, para convertirse en el actual estado de Guerrero, en honor del prócer insurgente asesinado en 1831.

En 1849, Álvarez logró su cometido convirtiéndose así en su primer gobernador. El 1° de marzo de 1854 proclamó el Plan de Ayutla, cuyo objetivo era deponer la dictadura de Santa Anna. Los “pintos” de Álvarez se sumaron a la lucha liberal de otras regiones, logrando el triunfo. De esta manera, Juan Álvarez asumió la presidencia de la República y convocó a un Congreso con carácter nacional para elaborar una constitución liberal.

Una vez promulgada, Álvarez la respaldó y defendió contra los conservadores en la guerra de Reforma y durante el imperio de Maximiliano. En 1867, derrotadas las tropas francesas, murió con el prestigio de ser el último caudillo vivo de la Independencia. en su Hacienda La Providencia, Guerrero, 4 de agosto de 1867.

Sus restos fueron inhumados el 27 de diciembre de 1922 en la actual Rotonda de las Personas Ilustres.

Fuente: Segob