Francisco Díaz Covarrubias, ingeniero, científico, astrónomo y diplomático, nació en Xalapa, Veracruz, el 23 de enero de 1833.

Se graduó de ingeniero topógrafo. En 1855 determinó, mediante observaciones astronómicas, la latitud y longitud de la ciudad de Querétaro y también dirigió el levantamiento de la carta geográfica del Valle de México. En 1857 precisó la longitud y latitud de la Ciudad de México.

Calculó con gran precisión el eclipse de Sol del 25 de marzo de 1857, que se observó en la ciudad de México. Este suceso fue un gran triunfo para él, ya que el eclipse no había sido predicho por los calendarios de la época.

En septiembre de 1862 fue nombrado director del Observatorio Astronómico en Chapultepec, que después sería el Observatorio Astronómico Nacional. Díaz Covarrubias colaboró con Gabino Barreda en la instalación de la Escuela Nacional Preparatoria (1867) y fue miembro de la comisión que elaboró el plan de estudios.

En 1886 fue nombrado cónsul general de México en París, donde murió en 1889. En reconocimiento a su labor desde 1921 sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres.

Fuente: Instituto de Astronomía de la UNAM