Por Enrique Peña Nieto

Es un honor para mí atender la invitación del Presidente Juan Orlando Hernández a realizar una visita oficial a Honduras. México tiene gran interés en profundizar la relación con este país hermano y socio estratégico, para que juntos trabajemos por una mayor integración regional que beneficie a nuestras poblaciones.

Los pueblos de Honduras y México representan un diverso y rico mosaico cultural. Ambos países somos herederos de la cultura maya, y nos une nuestro idioma así como una historia compartida. A partir de estos lazos que acercan a nuestros países, tenemos hoy la oportunidad de fortalecer nuestra relación bilateral por medio del libre comercio, la cooperación y una mayor integración económica.

En diciembre pasado, tuve el honor de recibir en México al entonces Presidente electo Hernández. En dicha ocasión, pude constatar su compromiso por impulsar la modernización de Honduras y aprovechar las oportunidades que ofrece nuestra relación bilateral. Durante su visita, acordamos fortalecer la cooperación en temas de comercio, migración y seguridad, así como incrementar nuestro diálogo en organismos y mecanismos regionales.

Específicamente, en materia comercial, nuestros intercambios superaron los 960 millones de dólares en 2013.

Además, México hoy es el principal inversionista extranjero en Honduras. Sin embargo, todavía hay mucho por hacer para realizar plenamente el potencial comercial al que aspiramos. En este sentido, el Tratado de Libre Comercio único para México y Centroamérica, es un vehículo que podemos aprovechar para incrementar los flujos comerciales y de inversión, transformándolos así en fuentes de empleo y prosperidad para ambas sociedades.

Queremos que las empresas mexicanas establecidas en Honduras, sigan generando empleos, promoviendo progreso y fomentando el desarrollo económico de este entrañable país.

En cuanto a migración y seguridad, México y Centroamérica deben colaborar estrechamente para enfrentar de manera eficaz los retos que compartimos. Mi gobierno está comprometido con el fortalecimiento de la cooperación en materia de migración, así como en la protección y respeto a los derechos humanos de los migrantes.

Finalmente, me complace que Honduras haya sido el primer país de la región al que le fue acreditado un financiamiento en el marco del Fondo de Infraestructura para los Países de Centroamérica y el Caribe, que financia mi país, para la construcción de la carretera Villa San Antonio-Goascorán. Esto es muestra de la consistente cooperación de México con la región de Centroamérica.

Mi visita a Honduras refrenda el deseo de México de construir una relación fructífera y estratégica que nos permita dinamizar nuestros vínculos comerciales, generar esquemas de cooperación para el desarrollo y promover la prosperidad de nuestros pueblos. En esta visita a la hermosa e histórica ciudad de Comayagua, quiero reiterar la invitación al Presidente Hernández para que asista a las cumbres -la Cumbre de la Asociación de Estados del Caribe y la Cumbre Iberoamericana- que próximamente tendrán lugar en mi país.

Honduras y México estamos llamados a impulsar la integración en Centroamérica y la región, para hacer realidad la “gloria futura de la América” que intuyera el ilustre poeta hondureño Juan Ramón Molina. Sumemos a la región nuestra voluntad y nuestro esfuerzo, para mejorar las condiciones de vida de nuestras poblaciones.