El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, concluyó hoy su primera visita oficial de trabajo a la ciudad de Washington, D.C., en la que se revisaron los temas sustantivos de la relación bilateral y se reforzó el sentido estratégico de la cooperación con Estados Unidos.

Durante el encuentro con el Presidente Barack Obama, los mandatarios abordaron asuntos prioritarios en materia de seguridad, justicia y migración. Asimismo, dialogaron sobre temas económicos, de competitividad y educación. Se reafirmó el compromiso de ambos gobiernos por construir una relación cada vez más sólida y con visión estratégica para hacer frente a los desafíos de la región en el futuro a través de avances concretos.

  • En este contexto, se acordaron una serie de acciones de acompañamiento y coordinación respecto al anuncio de acción ejecutiva en materia migratoria, que permitirán que el mayor número posible de mexicanos se beneficien. El Presidente Peña reiteró la postura de respeto a los procesos internos en materia migratoria en Estados Unidos y confirmó además que la red consular mexicana se encuentra lista para coadyuvar y enfrentar los retos que se presenten en este contexto.
  • Ambos mandatarios coincidieron en que la frontera representa un punto de encuentro y oportunidades, y se comprometieron a impulsar una nueva narrativa de la frontera que destaque los aspectos constructivos y la convierta en un epicentro de prosperidad compartida.
  • En el marco de la visita, se presentaron de manera conjunta los resultados de 2014 y las metas para 2015 del Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII) y del Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN), con miras a mejorar la competitividad, el intercambio académico y la creación de una fuerza laboral propicia para el Siglo XXI en la región.
  • Además, se suscribió una Carta de Intención para la creación del Programa de Prácticas Profesionales México-Estados Unidos, cuyo objetivo es incrementar el número de estudiantes que realizan prácticas profesionales entre empresas con presencia estratégica en los dos países. Este instrumento es el primero sobre educación que firman los dos gobiernos después del lanzamiento del Foro Bilateral sobre Educación Superior, Innovación e Investigación (FOBESII); su suscripción da cuenta del renovado compromiso de los dos presidentes por promover los intercambios académicos y la movilidad estudiantil, permitiendo la vinculación con el sector privado.
  • Como resultado de las renovadas consultas consulares bilaterales que iniciaron en noviembre de 2013, se suscribió un Memorando sobre Intercambio de Funcionarios Consulares, que permitirá a funcionarios consulares realizar estadías recíprocas en la Cancillería y el Departamento de Estado. Se dará prioridad a las asignaciones vinculadas con: atención a emergencias y manejo de crisis; asistencia a víctimas de delitos violentos; sustracción internacional de menores y programas de acción preventiva. El objetivo general es aprender mutuamente de las buenas prácticas en atención a connacionales en el exterior.
  • Durante la reunión, se reforzó el compromiso para promover un mayor desarrollo en Centroamérica, siguiendo los principios de responsabilidad compartida que ambos países enarbolan. Reafirmaron su interés para avanzar en la implantación del Plan de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte con el Salvador, Guatemala y Honduras. Comprometieron esfuerzos para profundizar en la creación de oportunidades de desarrollo de las sociedades de estos tres países mediante inversiones en infraestructura.
  • El Presidente Peña refrendó su reconocimiento al liderazgo del Presidente de Cuba, Raúl Castro y el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para normalizar las relaciones diplomáticas entre dos países hermanos de México. Destacó además que las medidas tomadas contribuirán a la prosperidad, el fortalecimiento de la democracia y la promoción de los derechos humanos en toda la región. El Presidente Obama reconoció el compromiso del gobierno mexicano por facilitar y abrir canales adicionales que contribuyan la normalización de relaciones diplomáticas.

Estos avances concretos, con miras a promover una región de América del Norte cada vez más competitiva y dinámica, reflejan el compromiso de ambos países para prosperar juntos, construir una relación cada vez más sólida y con visión estratégica que permita hacer frente a los desafíos en el futuro.

LEER MÁS: