México es un país en transformación, es una Nación que está cambiando, para iniciar una nueva etapa de desarrollo. El Gobierno de la República está impulsando reformas decisivas que abren oportunidades inéditas para impulsar el crecimiento.

Este esfuerzo se enmarca en tres vertientes:

  • El fortalecimiento de nuestra economía, con base en una mayor productividad y competitividad (con la Reforma Laboral, de Competencia Económica, en Telecomunicaciones, Financiera, Hacendaria y Energética)
  • El fortalecimiento del régimen institucional (con la Reforma Político - Electoral y en Transparencia); y
  • La ampliación de los derechos (con la Reforma Educativa, en Telecomunicaciones, Político - Electoral, la Pensión Universal y el Seguro de Desempleo).

Las reformas transformadoras son una plataforma sólida para que México logre un crecimiento acelerado, sostenido y sustentable en los siguientes años.