El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, clausuró el 23 Congreso del Comercio Exterior Mexicano.

Afirmó  que ser “un país promovente y participante activo del comercio exterior nos hace, como sociedad, ser más libres”, al permitirnos escoger entre distintos productos y servicios que compiten en calidad y precio.

México es hoy el primer exportador de manufacturas de media y alta tecnología, como porcentaje del Producto Interno Bruto, de América Latina, y el tercero dentro de los países de mayor desarrollo, los países conocidos como el Grupo de los 20, sólo detrás de Corea del Sur y Alemania.

Señaló que el objetivo de su gobierno es claro:

"Queremos que los productos y servicios mexicanos alcancen más mercados. Queremos que el mundo siga comprobando la gran calidad en la mano de obra de nuestro país. Queremos que se hable bien de México, sea donde sea": EPN

Por ello México seguirá apostando por el libre comercio a partir de dos premisas:

PRIMERA. La expansión hacia nuevos mercados y la profundización de aquellos en los que ya tenemos presencia.

El Gobierno de la República tiene una estrategia de expansión y diversificación comercial hacia otras regiones.

"México mira hacia los cuatro puntos cardinales de la geografía mundial": EPN

Al sur, se ha profundizado la integración económica con América Latina, a través de la Alianza del Pacífico; que ha permitido la liberalización del 92% de los productos entre Chile, Colombia, Perú y México.

Se tendrá acercamiento a Brasil y a Argentina, para ampliar las preferencias arancelarias que ya tiene México en esos mercados.

Al este, se está mejorando el acceso de los productos mexicanos, en especial de los agroalimentarios, al mercado europeo.

En junio pasado, inició el proceso de negociación del acuerdo que México tiene con la Unión Europea, para ampliarlo y modernizarlo; se buscará concluirlo antes de que termine esta administración.

Al oeste, la integración de México al mundo debe contemplar la región Asia-Pacífico; ya que, en los próximos 5 años (2017-2021), sus economías estarán creciendo en promedio 4.8%, por encima de otras economías, como las de la Unión Europea (1.7%).

México se sumó a la negociación comercial más ambiciosa de las últimas décadas: el Tratado de Asociación Transpacífico.

Y más allá del resultado concreto del TPP, se aprovechará su base de negociación con el objetivo de lograr acuerdos comerciales bilaterales y poder integrar a México exitosamente a la región de Asia-Pacífico.

SEGUNDA. Continuar promoviendo la competitividad de América del Norte.

Durante los primeros cuatro años de esta administración, se estableció el Diálogo Económico de Alto Nivel con Estados Unidos, con el objetivo de reducir costos de transacción.

“Hacia adelante, en la nueva etapa de la relación entre nuestros países, tenemos claros los temas e intereses para México. Con base en ello, buscaremos espacios para mejorar y modernizar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte bajo una premisa fundamental: ganar-ganar”: EPN