Por Enrique Peña Nieto

Hoy, en la Ciudad de México, inauguré el foro de consulta "México Próspero", convencido de que las ideas y propuestas que ahí se expresaron contribuirán a incrementar el crecimiento económico y a democratizar la productividad del país.

Este quinto y último Foro de Consulta Ciudadana, para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, responde a un gran propósito: Que México transite por la ruta de la prosperidad.

Por ello, de manera complementaria y con el respaldo de las distintas fuerzas políticas, hemos comenzado a impulsar y concretar una agenda de transformaciones, dentro de la que se incluirán dos reformas fundamentales que presentaremos en los siguientes meses: la Hacendaria y la Energética.

La primera estará orientada a simplificar el pago de impuestos, a que nuestro sistema hacendario sea más justo y progresivo y a que se aliente la formalidad económica. Mientras que la Reforma Energética contribuirá a inyectarle dinamismo y competitividad a toda la economía.

Todo lo que hagamos por la economía, tiene como último fin que los mexicanos tengan un empleo digno o una actividad productiva; que ganen más por su trabajo; y que a las amas de casa les rinda más su gasto.

Las grandes políticas económicas deben reflejarse en los bolsillos de los mexicanos; y en la calidad de vida de los hogares del país. En ello habremos de trabajar.