La selección mexicana de basquetbol peleó de principio a fin ante Puerto Rico y a menos de un minuto de terminar el juego, los nacionales lograron poner el marcador 91-89 a su favor y se apuntaron el oro en el Premundial FIBA Américas en la duela del Poliedro en Caracas, Venezuela.

El trabajo en equipo, entrega y coordinación de la quinteta nacional se hizo patente de la mano del nayarita Gustavo Ayón, actual jugador de los Halcones de Atlanta, quien a la postre se convirtió en el Jugador Más Valioso del Premundial.

En un partido de ida y vuelta el himno nacional mexicano hizo cimbrar este miércoles el Poliedro con los colores verde, blanco y rojo en todo lo alto.

El compromiso, pero sobre todo el trabajo en equipo y la pasión con la que el grupo de 12 jugadores encaró el torneo que inició el 30 de agosto, llevaron al conjunto dirigido por el español Sergio Valdeolmillos a cerrar con broche de oro y como líder su participación en la justa continental al derrotar al campeón panamericano y favorito para quedarse con el título.