De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el mayor reformador de los últimos dos años, entre las 34 economías que integran ese organismo.

En lo que va de esta administración, se han aprobado 90 reformas a 51 artículos constitucionales. En total, son 13 reformas estructurales, que constituyen una nueva plataforma para el crecimiento y el desarrollo sostenido de nuestro país.

Son reformas que amplían los derechos de las personas, como la Reforma Educativa, la nueva Ley de Amparo y el Código Nacional de Procedimientos Penales.

Son reformas que fortalecen nuestro régimen institucional, como la Reforma Político-Electoral, la de Transparencia, la Reforma Anticorrupción, y la de Disciplina Financiera en los Gobiernos Locales.

Y son reformas que permitirán acelerar nuestro crecimiento económico, que fortalecen la productividad y competitividad de nuestra economía, como la Laboral, la Financiera, la de Competencia Económica, la de Telecomunicaciones, la Hacendaria y la Energética.

Hoy podemos decir, con orgullo, que México se mueve hacia adelante.