Por Enrique Peña Nieto

China y México han comenzado una nueva etapa en su relación bilateral, en la que habrá una comunicación entre gobiernos, más estrecha, más continua y al más alto nivel.

Este nuevo diálogo nos permitirá transitar de un paradigma de eventual competencia económica, a otro de mayor complementariedad productiva y beneficios mutuos.

Por ello, junto con el Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, esta tarde participé en la Vigésima Segunda Reunión Empresarial México - China, donde tuve la oportunidad de invitar a empresarios chinos a conocer México y  aprovechar las oportunidades que ofrece un país que está transformándose estructuralmente.

Estoy seguro que, con voluntad política y audacia, podremos incrementar la presencia de los productos mexicanos en China y fomentar que más empresas chinas inviertan y generen empleos en nuestro país.

México es hoy, un destino serio, confiable y atractivo para invertir. Reitero mi invitación a empresarios chinos y de todo el mundo para que continúen confiando e invirtiendo en México.