El Patrimonio Mundial lo conforman aquellos bienes o sitios que poseen un valor universal excepcional, es decir, que tienen una importancia cultural o natural extraordinaria que trasciende fronteras y son importantes para las generaciones presentes y futuras de la humanidad.

El término Patrimonio se refiere al legado que recibimos del pasado, que debemos proteger, conservar y rehabilitar en el presente y que transmitiremos a las próximas generaciones.

Sin perjuicio de las soberanías nacionales y de su propiedad, estos sitios nos pertenecen para cuidarlos, compartirlos y respetarlos.

Su desaparición representa una pérdida irreparable para la humanidad, por ello, hoy más que nunca, el patrimonio mundial es nuestro patrimonio común.

México cuenta con 32 sitios patrimonio mundial, entre los cuales se incluyen diversas categorías de patrimonio cultural y natural de valor universal excepcional.

Fuente: INAH