Fuente: SEGOB

El Sistema Nacional de Protección Civil adopta las medidas de protección pertinentes en cada entidad federativa que pudiera verse afectada por los distintos fenómenos hidrometeorológicos.

Se recomienda a la población mantenerse informada sobre las condiciones meteorológicas en sus lugares de residencia, tener presente su plan familiar de protección civil y atender las siguientes recomendaciones:

  • Atender las indicaciones de las autoridades estatales y locales de protección civil.
  • Almacenar alimentos, agua potable y tener a la mano artículos de emergencia.
  • Guardar documentos importantes en bolsa de plástico.
  • En caso de ser necesario evacuar zonas de riesgo y acudir al refugio temporal si su vivienda no es segura.
  • Si vive cerca de un río o laguna vigilar el nivel del agua.
  • Alejarse de ventanas para evitar lesiones si éstas se rompen.
  • Permanecer en el hogar o refugio temporal hasta que las autoridades informen que el peligro terminó.
  • Identificar el refugio temporal más cercano y la ruta para llegar a él.
  • Extremar precauciones ante posibles deslaves o derrumbes en zonas serranas; inundaciones, crecientes en ríos y respuesta rápida, así como observar los niveles de los ríos de respuesta lenta y las presas de la región.
  • Conservar la calma y mantenerse informado.
  • Dar especial atención a niños y personas de la tercera edad.
  • Extremar precauciones al conducir en carreteras y caminos rurales; en caso de ser necesario buscar rutas alternas.
  • Evitar salir de casa.
  • Ante cualquier indicio de corrimiento, inclinación de postes de electricidad, luminarias, árboles, agrietamientos en suelo o viviendas, favor de reportarlo de inmediato a la autoridad de protección civil de su comunidad.