Durante el 2015 México demostró fortaleza y avanzó en diferentes ámbitos: economía, democracia, derechos humanos, infraestructura, seguridad, inversión, apertura comercial, educación, cultura y tecnología.

Macroeconomía y Empleo:

México demostró su fortaleza macroeconómica y su capacidad para crecer y generar empleo. Hoy México es la principal fuente de crecimiento de América Latina.

Con decisiones oportunas se mantuvo la solidez de las finanzas públicas en un entorno global de bajos precios del petróleo.

En los primeros 11 meses de 2015, se crearon 948 mil empleos formales, 231 mil más que el promedio de los últimos diez años.