Por Enrique Peña Nieto

En el Gobierno de la República reconocemos la estratégica ubicación de San Luis Potosí y su gran potencial logístico. Por ello, este lunes entregamos el Libramiento Norte de San Luis Potosí, una gran obra con 31 kilómetros de longitud y una inversión de más de mil 100 millones de pesos.

Esta obra tiene un doble beneficio: para los más de 700 mil habitantes de la capital, reduce sensiblemente el tráfico en la principal arteria vial de la ciudad.

Y para los viajeros de largo recorrido, agiliza el tránsito de vehículos que vienen de Zacatecas y van a Matehuala, Nuevo Laredo o Piedras Negras, evitándoles entrar a la capital; ahorrándoles hasta 45 minutos en su tiempo de recorrido.

Así, a mayor infraestructura, mayor será el atractivo de México y sus estados para atraer inversiones generadoras de empleo. Seguiremos fortaleciendo la red carretera, con traslados más seguros y ágiles, elevando así la competitividad y productividad de nuestra economía.