Por Enrique Peña Nieto

La Habana, Cuba.

Este día inició la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), justo durante el natalicio del poeta y luchador José Martí. A casi cuatro años de su fundación, la CELAC se ha convertido en expresión fundamental de la hermandad latinoamericana que concibió Martí.

Durante la presidencia Pro Témpore de Cuba en 2013, la CELAC se consolidó como un mecanismo vital para profundizar el diálogo y la integración política, económica, social y cultural de nuestros países. Gracias al liderazgo cubano, la voz de nuestra región comienza a proyectarse con mayor fuerza en el mundo. Felicidades al Presidente Raúl Castro y su gobierno.

En esta Cumbre de La Habana, estamos abordando como temática central la "Lucha contra el hambre, la pobreza y las desigualdades en América Latina y el Caribe", lo que nos posibilitará identificar políticas que nos permitan alcanzar un mayor bienestar para nuestras poblaciones, a partir de un crecimiento incluyente.

Como Presidente de la República, refrendo nuestra voluntad por consolidar a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, como nuestro principal mecanismo para defender los intereses de la región y promover su desarrollo.