El nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México será por su magnitud, diseño y beneficio social una obra trascendental; emblema del México moderno.

Conoce todas las cosas buenas y beneficios que traerá su construcción:

  • Será líder global en responsabilidad ambiental: 100% del suministro para su operación provendrá de fuentes energéticas renovables, se considera una reducción en el consumo de agua potable, 70% del uso del agua vendrá de sus propias aguas residuales tratadas, será el primer aeropuerto, fuera de Europa, con una huella neutral en carbono.
  • La inversión destinada a la construcción del nuevo aeropuerto será de 169 mmdp, y no constituye deuda pública.
  • Será el aeropuerto más grande de Latinoamérica.
  • Será el generador de empleo más grande del país.
  • Beneficiará a industrias altamente generadoras de empleo y divisas: turismo, alimentos, autopartes, electrónica, farmacéutica, mensajería, etc.
  • Fortalecerá la posición de la Ciudad de México como Ciudad Global: más competitiva y mejor conectada.
  • México podrá tener más comercio con más países y esto significa más empleos mejor pagados.
  • Mejorará la integración de los diferentes mercados regionales, al reducirse los costos de conexión entre ellos y con el resto del mundo.
  • Aumentará la capacidad para distribuir pasajeros y carga a diferentes zonas del país.
  • Transformará una zona de alta marginación en una de oportunidades con acciones en infraestructura, educación, salud y vivienda.
  • Mejorará la conectividad interna del país, lo que facilitará el tránsito de turistas hacia los diversos destinos turísticos, no sólo al DF.
  • Permitirá aprovechar plenamente la ubicación geo-estratégica de México en el mundo.