Diversos indicadores confirman el desempeño favorable de la economía de nuestro país, sobre todo cuando el entorno global se caracteriza por la desaceleración económica y la volatilidad en los mercados financieros.

En septiembre, la tasa de desocupación nacional se ubicó en 4.5%; la más baja, para un mes de septiembre, desde el año 2008.

Por otro lado, el empleo formal está creciendo a una tasa anual de 4.2%; de diciembre de 2012 a septiembre de 2015, se han creado 1 millón 614 mil trabajos formales.

Así también, de acuerdo al INEGI el Indicador Global de la Actividad Económica de agosto creció 2.6%, a tasa anual; lo que es congruente con la estimación de crecimiento económico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para 2015 (entre 2 y 2.8%) y es además, justo del doble, de lo registrado en agosto de 2014 (1.3%).