Fuente: CFE

De acuerdo a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Reforma Energética permitirá bajar las tarifas eléctricas en aproximadamente dos años, para ello, el primer reto será reducir el uso de combustibles más caros y contaminantes por fuentes de energía más limpias como el gas natural.

Actualmente 20% de la capacidad instalada de generación de energía eléctrica está basada en combustóleo, un combustible, cuatro veces más caro y 68% más contaminante que el gas natural.

Con la Reforma Energética, la CFE evolucionará de ser una empresa de electricidad a ser una empresa de energía, que además de brindar servicio eléctrico, comercializará gas natural con la industria nacional.

Por ello, para poner esta reforma en acción, la CFE impulsa, junto con Pemex y el sector privado, la ampliación del Sistema Nacional de Gasoductos, a fin de llevar gas natural de las regiones donde se produce a los centros donde se va a consumir. Ello permitirá el desarrollo de la industria y una mayor generación eléctrica a partir de gas natural.