El Gobierno de la República está consciente de los desafíos hídricos que enfrentamos, tanto a nivel global como en el ámbito nacional, por ello la política hídrica es de la mayor relevancia en nuestro país.

Al iniciar esta administración, se presentó la Política Nacional en Materia de Agua, que considera cuatro pilares fundamentales:

  • El desarrollo de infraestructura para garantizar el abastecimiento de agua a la población e identificar nuevas fuentes de suministro.
  • Obras de infraestructura hidroagrícola y de extracción de agua, así como la modernización de sistemas de riego y cuidado de los acuíferos.
  • El manejo responsable y sustentable, a través de un acuerdo por el que se suspendió el libre alumbramiento de aguas del subsuelo en diferentes regiones del país.
  • El fortalecimiento de la seguridad hídrica, mediante el Programa Nacional de Prevención contra Contingencias Hidráulicas y el Programa Nacional contra la Sequía.

Por otra parte se elaboró el Programa Nacional Hídrico, que define las estrategias y líneas de acción para lograr un uso más eficiente y sostenible del vital líquido. Además en el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018, la inversión programada para obras hidráulicas supera los 415 mil millones de pesos.