Por Enrique Peña Nieto

Madrid, España.

En el monumental Palacio de Cibeles, ubicado en una de las plazas más emblemáticas de España, hoy recibí la “Llave de Oro” de la Ciudad de Madrid, como un símbolo de la histórica amistad entre españoles y mexicanos.

Esta noble ciudad, Madrid, es baluarte de las ciencias, las artes, la política y la filosofía; es admirada y respetada tanto por sus habitantes como por sus visitantes; es un emblema de Europa, capital de la hispanidad y tesoro del mundo.

Precisamente, por la relevancia cultural de Madrid, por su gran influencia en España, Iberoamérica y toda Europa, México ha decidido llevar a cabo, en la Plaza Colón, el lanzamiento de su campaña de promoción turística: “Encuéntrate con México, vívelo para creerlo”.

La Llave de Oro de la Ciudad de Madrid que generosamente me fue entregada, reafirma nuestra hermandad y, sobre todo, es símbolo del prometedor futuro que se abre para beneficio de nuestras naciones.

España y México seguirán unidos por la historia, la cultura, el idioma y los valores. Nuestros lazos seguirán basándose en un profundo sentimiento de fraternidad.