Por Enrique Peña Nieto

Hoy, inicia una nueva etapa para la Conferencia Iberoamericana. Desde la Residencia Oficial de Los Pinos expresé mi mayor reconocimiento al Doctor Enrique Iglesias, por la labor realizada, al frente de este órgano y di la bienvenida a la Maestra Rebeca Grynspan como la Nueva Secretaria General Iberoamericana.

Lo que empezó hace poco más de dos décadas, es hoy un mecanismo sólido y de relevancia mundial. Estoy convencido que la Conferencia Iberoamericana debe renovarse y consolidarse como un mecanismo con visión innovadora y acción efectiva.

Nuestro objetivo debe ser sumar capacidades, construir consensos y potenciar nuestros esfuerzos, a través del diálogo político al más alto nivel, así como la comunicación permanente, entre los 22 países miembros. Hoy, es tiempo de transformarnos, para mantenernos unidos.

Estamos en el momento idóneo para la renovación. La próxima Cumbre en Veracruz, será un nuevo inicio para la Conferencia Iberoamericana; juntos, podremos consolidarla como un mecanismo siempre vigente, en favor de las generaciones de hoy y de mañana.