Por Enrique Peña Nieto

El 19 de febrero de 1913, Venustiano Carranza publicó el decreto por el que se creó el Ejército Constitucionalista para defender al Estado de Derecho y sus instituciones.

Siete años después, sus cadetes escoltarían y protegerían al Presidente Carranza rumbo a Veracruz, ante la amenaza de los rebeldes al orden constitucional. Así, un cuerpo de caballería defendió, con gallardía y heroísmo, al titular del Ejecutivo hasta obligar a retroceder al enemigo.

Los alumnos de la Escuela de Caballería blandieron el sable para defender la Ley Suprema y honrar a la Constitución Política de 1917.

Por esta razón, hoy conmemoramos en Tlaxcala 93 años de “La Carga al Sable”; episodio que nos recuerda el valor del Heroico Colegio Militar.